Blog

El pleito entre costuras

12 abril, 2018

Litigios que marcan tendencia.

La suela roja de Louboutin.

“Aquel que no come se deja comer”, dice María Dueñas en su novela El tiempo entre costuras. La industria de la moda lo sabe bien y defiende con ferocidad sus diseños y creaciones frente a la imitación de la competencia.

Este año 2018 empezaba con la noticia de que Louboutin podía perder la exclusiva sobre las suelas de color rojo. La batalla legal que mantiene ante un juzgado de La Haya parece que se ha complicado mucho para el diseñador francés. La directiva europea establece que no pueden registrarse como marca aquellos signos constituidos exclusivamente por la forma que dé un valor sustancial al producto. El juez neerlandés planteó una cuestión prejudicial ante el TJUE para saber si ese concepto de forma puede incluir características no tridimensionales como el color.

El Pantone® 18 1663TP es el color insignia del imperio Louboutin. Esta tonalidad de rojo es capaz de levantar el deseo y la envidia cuando aparece en la suela de un zapato de tacón alto. En palabras del diseñador “el color rojo brillante de las suelas no tiene otra función que la de identificar al público que son mías. Seleccioné el color porque es atractivo, coqueto, memorable y el color de la pasión”.

Ahora este imperio se tambalea por las conclusiones del informe no vinculante del abogado general. Y, como ocurre siempre ante un imperio que duda de sí mismo, los bárbaros se acercan para acampar a las puertas.

Guerra de bolsos.

El Tribunal General de la Unión Europea tuvo que resolver una controversia entre Yves Saint Laurent y H&M por el diseño de unos bolsos. La empresa [holandesa] pidió ante la Oficina de Armonización del Mercado Interior la nulidad del registro de un dibujo o modelo comunitario que había conseguido Yves Saint Laurent unos años antes. El argumento principal es que el bolso de YSL carecía de carácter singular y para ello la empresa sueca aportaba un modelo suyo anterior que supuestamente era muy similar.

Los jueces acabaron dando la razón a YSL[1]. Concluyeron que, aunque ambos diseños tenían algunas características comunes, diferían respecto de tres características que influían decisivamente en su aspecto visual global: la forma general, la estructura y el acabado superficial del bolso. El TGUE señaló que las diferencias entre los diseños eran lo suficientemente significativas como para influir en la impresión general del usuario informado. El tribunal se tuvo que convertir en árbitro de la moda y sentenció que la impresión creada por los diseños de YSL sería la de un diseño de bolsa “caracterizado por líneas clásicas y una simplicidad formal, mientras que, en el caso del diseño anterior, la impresión sería la de una bolsa más ‘trabajado’, caracterizada por curvas, la superficie de la cual está adornada con motivos ornamentales”.

A mí me resultó divertido ver cómo el tribunal diseccionaba el concepto de usuario informado en el sector de la moda:

“El usuario informado no es el consumidor medio normalmente informado y razonablemente atento y perspicaz que percibe habitualmente el dibujo o modelo como un todo, cuyos diferentes detalles no se detiene a examinar, tampoco es un experto o técnico capaz de observar en detalle las más pequeñas diferencias que existan entre los modelos o dibujos en pugna. De este modo, el adjetivo «informado» sugiere que, sin ser diseñador ni experto técnico, el usuario conoce los diferentes dibujos o modelos existentes en el sector de que se trata, dispone de un determinado grado de conocimiento sobre los elementos que normalmente contienen esos dibujos o modelos y, debido a su interés por los productos de que se trata, presta un grado de atención relativamente elevado al utilizarlos”.   

De esta forma, el TGUE fija que la usuaria informada del litigio no era ni una compradora media de bolsos ni un especialista del sector, sino alguien con un perfil intermedio. El tribunal aplica un estándar que sería algo así como el del fashionista medio.

Algunos han interpretado este fallo como un respaldo a la alta costura europea frente a la presión de las empresas de venta minorista. Será por eso de que aquel que no come se deja comer…

Toros de juerga en San Fermín.

Otro litigio muy colorido es el que enfrenta a Kukuxumusu contra Mikel Urmeneta (socio fundador y antiguo director artístico de la compañía) por vulneración de derechos de propiedad intelectual. El comprador y nuevo propietario de la empresa reprocha a  Urmeneta que siga haciendo diseños similares a los “Dibujos del Universo Kukuxumusu” con una nueva marca (Katuki Saguyaki).

Kukuxumusu es un palabro imposible que significa “beso de pulga” en vasco, pero lo que aquí tenemos es una auténtico duelo de toros azules. De momento, un juzgado mercantil de Pamplona ha dado la razón al nuevo propietario y ha dictaminado que los dibujos de Katuki Saguyaki son copia o transformación de los dibujos de Kukuxumusu [2].

Por el juzgado se pasearon el astado “Testis” y muchos otros divertidos personajes. La juez que llevó el caso tuvo que determinar en qué consistía la iconografía Kukuxumusu. Para ello se tuvo que apoyar en los informes periciales. Yo nací en Pamplona y viví allí hasta los doce años. He ido a celebrar los Sanfermines todos siete-de-julios que he podido. Por eso, para mí ha sido muy interesante ver cómo un tribunal de justicia se veía obligado a destilar la esencia de los dibujos que he visto cientos de veces en camisetas y carteles de fiestas.

Para la perito principal del demandante, el cosmos creativo de Kukuxumusu se basa especialmente “en la temática festiva relacionada con los personajes que aparecen en escenarios de los Sanfermines, apareciendo en los demás géneros temáticos figuras de toros y animales propios del territorio navarro, destacando los toros azules con cuernos amarillos (Mister Testis)”.

Los animales y otros personajes del Universo Kukuxumusu adoptan roles humanos (antropomorfismo) y “comparten expresiones faciales y corporales, entre las que destaca el dibujo de los globos oculares y la movilidad de las extremidades”. En cuanto a la línea y el trazo, la perito afirma que la base de la iconicidad de Kukuxumusu está en lo que denomina “línea clara” (típica del mundo del cómic) con una línea gruesa de contorno en las figuras, a las que expresan movimiento a partir de lo que llama “líneas cinéticas”, es decir, trazos cortos que aparecen en el entorno del cuerpo que provocan sensación dinámica de fácil impacto visual.

El perito de Mikel Urmeneta justificaba que hubiera una estrecha relación entre los dibujos de ambas marcas porque los hizo el mismo dibujante. En opinión de este experto, no “parece adecuado plantear un conflicto formal de un artista consigo mismo”.

El litigio se encuentra en apelación pero puede acabar rompiendo las costuras de los creativos de moda. Algunos interrogantes siguen abiertos: ¿puede el artista seguir dibujando a los personajes que él mismo creó? Los derechos que Urmeneta vendió, ¿son sobre los dibujos concretos o sobre los personajes?

Luces y sombras.

Litigar está de moda. Los diseñadores europeos no solo hacen subir a la pasarela a las modelos más atractivas, también a los abogados más convincentes.

El director de ‘El hilo invisible’, drama inspirado en la vida de Balenciaga, afirmó recientemente en una entrevista que “La moda encierra algo delicioso y decadente”. Belleza y extravagancia. Genialidad y obsesión. Creatividad y vanidad. Las luces y sombras del sector a veces llegan a los tribunales y dan lugar a disputas jurídicas de gran nivel. Para un abogado inquieto, el estudio de la jurisprudencia de la moda puede convertirse en un desfile de alta lectura.

 

[1] STGUE 10.9.2015 (H&M vs OAMI)

[2] SJMerc Pamplona 52/2017 de 10.3.2017

Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Facebook0Google+0Email to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Todas las herramientas del artesano legal ahora a tu alcance.

Suscríbete al newsletter gratuito y comienza a practicar el litigio de autor.

Pablo Franquet © 2017 todos los derechos reservados. Aviso legal.

Jausas Abogados

Diseño web por método10

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR