Blog

4 argumentos Jedi para defender a la Infanta

20 enero, 2016

Ella procede de una Casa Real y fue formada por sabios maestros para cuidar el futuro de su pueblo. Él es un joven apuesto con una moral relajada, un mercenario que se maneja bien en los negocios sucios. El amor unió sus destinos. Hablamos, claro está, de la princesa Leia y de Han Solo.

Estas Navidades han estado marcadas por el estreno de una nueva película de la Guerra de las Galaxias y por la reactivación mediática del caso Nóos. Desde tribunas jurídicas y mediáticas se han construido argumentos muy interesantes para defender a la Infanta. Como aficionado al cine y observador de los tribunales, me ha sorprendido descubrir que algunos de estos argumentos son antiguos y ya fueron utilizados hace mucho tiempo en una galaxia muy lejana.

    1. Hay bondad en ti.

“Sé que todavía hay bondad en ti. Hay bondad en ti, la puedo sentir”. Estas son las palabras que dirige, al borde del abismo, Luke Skywalker a su padre Darth Vader. De esta forma, consigue que Vader le perdone la vida y abandone el lado oscuro. Todos sabemos que, más allá del duelo de espadas láser, la verdadera batalla era mental.

El joven Jedi utiliza un mecanismo de persuasión que Robert B. Cialdini denomina el “etiquetado” (ver Yes!: 50 Scientifically Proven Ways to Be Persuasive). El etiquetado consiste en convencer a otra persona de que pertenece a un grupo y que, en consecuencia, debería actuar consecuentemente como se espera de un miembro de ese grupo. En la película, Luke toca la poca fibra sensible que le quedaba a Vader, haciéndole recordar que una vez fue bueno, y que todavía pertenece a los buenos. Es decir, le etiquetó como “bueno”.

¿Quién no ha usado el etiquetado alguna vez? Si, ante la oportunidad de alcanzar un buen acuerdo, vemos que nuestro cliente sigue obstinado en pleitear, ¿quién no ha dicho algo así como “un buen empresario sabe cuándo poner fin a una guerra”?.

Hasta hace no tanto Cristina e Iñaki eran la pareja perfecta. Ahora hemos descubierto que Undargarín y su socio organizaron una trama para desviar 6,2 millones de euros públicos a través de una falsa ONG. La estrategia principal de la defensa consiste en establecer diferencias entre marido y mujer, aplicar cortafuegos y usar acertadamente las etiquetas.

Él se dejó seducir por el lado oscuro. Ella no. Ella no necesitaba el dinero. Ella sigue siendo buena. Y a los buenos no se les juzga.

    2. Por amor.

Leia: Te amo
Han Solo: Lo sé

Esta despedida romántica se produce en los segundos previos a que Han Solo sea congelado en carbonita por órdenes de Darth Vader. En el guión original, la respuesta de Harrison Ford era “yo también te amo”. Sin embargo, este cliché no parecía convencer a nadie y optaron por cambiarlo. En la dinámica de esta relación, el binomio “te amo/lo sé” es el único que podía funcionar. Leia era una princesa enamorada y Han Solo un aventurero canalla. No era una relación entre iguales. Todos sabíamos que no había el mismo grado de entrega por ambas partes.

En el caso Nóos, los abogados de la Infanta han jugado también la baza de la asimetría en el binomio chica buena / chico malo. El despacho Roca Junyent ha sostenido en sala que Doña Cristina actuó “por amor a su marido”. “Cuando una persona está enamorada de otra, confía, ha confiado y seguirá confiando contra viento y marea en esa persona: Amor, matrimonio y desconfianza son absolutamente incompatibles”, alegó en sala la defensa.

A todos nos gustan las historias de amor. En la gran pantalla y en la sala de vistas. El amor como elemento irresistible que doblega nuestra voluntad aunque nos lleve a la perdición.

La ceguera de amor como argumento de defensa probablemente tiene poca base jurídica, pero apela al corazón de una parte de la sociedad que cree que Undargarín ha sido la ruina de la Infanta. El componente emocional puede (y seguramente debe) ser jugado en un juicio mediático, en el que habrá una decisión judicial y una decisión social o popular. A fin de cuentas, como decía Francis Bacon, “el intelecto no es una luz que arda sin aceite, sino que es alimentado por la voluntad y las pasiones”. Una forma sencilla de convencernos de la inocencia de alguien es querer creer en su inocencia.

       3. Cuidado con la pendiente resbaladiza

“Si hoy condenamos a la Infanta, abrimos la veda. ¿Qué será mañana?”. Este es el argumento que, de forma más o menos explícita, apuntan algunos analistas políticos. El miedo a hacer algo hoy que pueda desencadenar algo peor en el futuro. “Siempre hay un pez más grande”, dice Qui-Gon Jinn a Obi-Wan Kenobi y Jar Jar Binks mientras atraviesan el oceánico núcleo del planeta Naboo.

Según nos explica Wikipedia, en retórica, la pendiente resbaladiza es una de las teorías informales clásicas. Sugiere que una acción iniciará una cadena de eventos que culminarán en un indeseable evento posterior sin establecer o cuantificar las contingencias relevantes. El argumento es también conocido como el efecto dominó. El jurista y escritor Eugene Volokh  analiza varios tipos de pendientes en su artículo Mecanismos de la Pendiente resbaladiza (en inglés). Volokoh usa el siguiente ejemplo: “el registro de armas puede conducir a la confiscación de armas”.

El miedo es un argumento muy poderoso. “Miedo, el miedo atrae al temeroso, al fuerte, al débil, al inocente, al corrupto. El miedo, el miedo es mi aliado”, dice el siniestro Darth Maul.

Puede que el presente sea imperfecto, pero siempre es susceptible de empeorar. Por eso hay que cortar de raíz el riesgo de que eso ocurra. El uso inteligente de esta fórmula es una buena baza para defender el statu quo. “El miedo a la pérdida un camino hacia el lado oscuro es”, nos indica el maestro Yoda en una de sus frases más célebres.

La pendiente resbaladiza nos puede servir para alterar el objeto del debate en beneficio propio. La economía conductual nos enseña que aversión al riesgo de empeorar (sentimiento común) puede generar  tomas de decisión no racionales sino instintivas que luego se disfrazan de racionalidad. Se ha detectado una alteración en la fuerza. Ahora lo relevante no es conocer la implicación de la Infanta, sino reencontrar el equilibrio y poner a resguardo la galaxia. No es un buen momento para desacreditar aún más las instituciones. El argumento es muy persuasivo para la mayoría. A fin de cuentas, como decía Voltaire: “La paz es preferible aun a la verdad”.

    4. Manos sucias

“Sólo un Sith es tan extremista”, reprocha Obi-Wan a Anakin/Darth Vader en el preludio del duelo final en Mustafar. El argumento es directo y denigratorio: lo que acabas de decir es extremista, en consecuencia, perteneces a una odiosa secta oscura y radical. Por lo que parece, la demonización del adversario existe en todas las galaxias.

En su tratado “El arte de tener razón”, Schopenhauer analiza 37 estratagemas para ganar un debate dialéctico. Y a ellas añade una “Última Estratagema”, que es el ataque personal puro y duro:

“Cuando se advierte que el adversario es superior y que uno no conseguirá llevar razón, personalícese, séase ofensivo, grosero. El personalizar consiste en que uno se aparta del objeto de la discusión (porque es una partida perdida) y ataca de algún modo al contendiente y a su persona”.

En el caso Nóos, únicamente Manos Limpias pretende la condena de la ex duquesa de Palma como cooperadora necesaria. En la causa, la abogada del Estado se ha alineado con la fiscalía y solicita que la Infanta no sea juzgada. En una intervención cargada de intensidad la abogada del Estado se erigía como defensora del interés general y cuestionaba la agenda oculta de Manos Limpias:

“La acusación popular no se fundamenta en el bien común, puede tener objetivos personales y clientelares”. Y añadía que “la ley atribuye al Ministerio Fiscal y a la Abogacía del Estado la defensa de los intereses generales sobre los principios de legalidad e imparcialidad”.

En el juicio mediático paralelo es constante la referencia a Manos Limpias como un “sindicado ultraderechista”. Cuidado con hacer el juego a organizaciones extremistas, viene a advertirnos la abogada del Estado. No les apoyéis, no son quienes dicen ser. A fin de cuentas, como pregunta Obi Wan a Han Solo en el Episodio IV (una nueva esperanza), “¿quién es más loco: el loco o el loco que sigue al loco?”.

Los ataques ad hominem son un clásico en las controversias de altura. La abogada de Manos Limpias tampoco se ha quedado corta y ha ironizado sobre las verdaderas motivaciones del fiscal: “¿Por qué no defiende [el fiscal] Horrach a otros acusados del caso con el mismo ímpetu que a la Infanta?” Además, la letrada ha llevado el debate más allá del caso concreto y ha tratado de centrar (en interés de su postura) el objeto de la controversia en un plano superior: “Lo que hoy debatimos aquí es un tema muy importante, hoy se debate la permanencia de la acusación popular en el sistema judicial español”.

La lucha entre las fuerzas del bien y del mal nos hace vibrar. El Estado y Manos Limpias lo saben y pugnan por ocupar el espacio del lado luminoso.

Como vemos, en el caso Nóos las técnicas de argumentación destellan y se entrecruzan con el brillo de un duelo de espadas láser. La Infanta se debate entre los dos lados de la fuerza. No sabemos cuál será el desenlace. “Siempre en movimiento está el futuro” nos enseñó el Maestro Yoda.

Lo que sí sabemos los abogados es que, como decía Aesopo, la persuasión es a menudo más efectiva que la fuerza”.

P.D. Intento que las entradas de Litigio de Autor tengan un contenido de calidad y que nos vuelvan a hacer disfrutar con el Derecho. Para ello les dedico el tiempo que sea necesario. Si te ha gustado este post, compártelo en tus redes. Me ayudarás a difundir el blog y darás a tus amigos y seguidores la oportunidad de conocerlo.

Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todas las herramientas del artesano legal ahora a tu alcance.

Suscríbete al newsletter gratuito y comienza a practicar el litigio de autor.

Pablo Franquet © 2017 todos los derechos reservados. Aviso legal.

Jausas Abogados

Diseño web por método10

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR