Blog

Todo sobre mi encuadre

23 septiembre, 2015

La vuelta al cole es un proceso agridulce para los más pequeños de la casa. Mi hijo mayor no llega todavía a los cuatro años y se le suelen pegar las sábanas. Cada mañana se repite la misma historia. “No quiero ir al cole” –dice, escondiendo la cabeza bajo la almohada. “¿No quieres ir a ver a los amigos?” Este nuevo punto de vista suele superar su resistencia.

Los adultos no somos muy distintos. Hay una historieta que ilustra muy bien la naturaleza humana. Cuentan que un novicio preguntó al prior: “Padre, ¿puedo fumar mientras hago mis oraciones?” “Por supuesto que no –respondió el prior-. No debes desviar la atención de tus rezos.” Otro novicio, más aventajado, se acercó días después al prior para preguntarle: “Padre, ¿puedo orar mientras fumo?” El superior, con gesto de aprobación, le contesto: “Por supuesto. Siempre es un buen momento para rezar”.

Un buen enfoque marca la diferencia entre la reprimenda y la aprobación.

La abogacía es el arte de llevarse el gato al agua. Por eso, lo que es válido en la vida cotidiana, lo es más en los tribunales. Encuadrar bien la cuestión jurídica que se debate es fundamental para el desenlace del litigio.

El trabajo de enmarcar la controversia debe hacerse desde el primer momento, pero debe cuidarse a lo largo de todo el procedimiento. El enfoque es importante en estas fases:

1. En la demanda, en la cual “se fijará con claridad y precisión lo que se pida” (art. 399 LEC).

2. En la audiencia previa, al identificar los “hechos controvertidos” y fijar el “objeto de la controversia” (art. 428 LEC).

3. En las conclusiones, ya que el alegato final debe ir siempre orientado a resolver este objeto de la controversia en un sentido favorable a nuestro cliente.

4. En el recurso de apelación, ya que no basta con impugnar la resolución a bulto o en su totalidad, sino que la ley exige precisar “los pronunciamientos que impugna” (art. 458 LEC).

5. En el recurso de casación, ya que la Sala Primera exige identificar con claridad el problema jurídico que se plantea para ver si la cuestión tiene interés casacional.

 

Cuidar el encuadre el siempre importante, pero en el recurso de casación ante el Tribunal Supremo es donde un abogado se la juega de verdad. En un momento dado, los tribunales de instancia pueden suplir la falta de precisión de los letrados y ser ellos mismos quienes determinen por iniciativa propia las cuestiones jurídicas en liza. Todos hemos estado en una audiencia previa donde ha sido el propio juez quien ha fijado los términos del debate. Sin embargo, el Tribunal Supremo no hará nada parecido: la Sala Civil exige identificar con precisión de bisturí el problema jurídico planteado. Aquí un déficit de técnica casacional puede ser letal.

Para enmarcar correctamente el debate, los expertos en práctica de tribunales aconsejan las siguientes pautas:

1. Claridad y precisión: Cuanto más compleja sea la controversia, más importante será el delineamiento de las cuestiones objeto de debate.

2. Credibilidad: Para que nuestra tesis sea sólida, debemos limitar los problemas jurídicos a unos pocos. La controversia debe ser manejable.

3. Selección de las premisas: La formulación del problema jurídico no debe asumir una cuestión que corresponde resolver al tribunal.

4. Selección del ángulo: La formulación del problema jurídico puede (y debe) tener un enfoque partidista, pero sutil.

5. Simplicidad: Cuando sea posible, es recomendable que la cuestión jurídica se pueda resolver con un “sí” o un “no”. Preferiblemente, tu cliente debe estar en el lado del “sí”.

 

En la biografía de Gertrude Stein, se cuenta que la escritora preguntó a su audiencia: “¿cuál es la respuesta?”. Y como nadie dio una respuesta, se rió y preguntó: “Entonces, ¿cuál es la pregunta?”.

Los tribunales dan respuesta a las cuestiones que se les plantean. Por eso, la pregunta que les formulemos es trascendental.

El marco de la controversia condiciona el resultado. Afinar la óptica requiere tiempo y dedicación. Es un trabajo de relojeros. No debemos caer en la tentación de dejarlo para el último momento. En su obra sobre la técnica de la apelación, Carole Berry señala que muchos abogados pierden la oportunidad de fijar las cuestiones controvertidas de forma persuasiva y “simplemente las sueltan en la última fase, al ensamblar el escrito”.

El tiempo destinado a definir el punto de vista es siempre un tiempo bien invertido. Un buen enfoque te permite domar a las fieras de la casa, fumarte un pitillo tranquilo e incluso, por qué no, ganar un pleito para tu cliente.

 

(* Foto del artículo: Cartel de “Todo sobre mi madre”, de Pedro Almodóvar)

2 respuestas a “Todo sobre mi encuadre”

  1. Alfonso Paredes dice:

    No puedo estar más de acuerdo. Cuánto inquietan, por ejemplo, esos recursos de apelación en los que, yendo uno de apelado, no sabe muy qué se discute exactamente… y uno, “ad cautelam”, se pasa el escrito de oposición disparando contra todo… por si acaso.

    Ah: según los niños van creciendo, lo de “ver a los amigos” funciona relativamente; y uno necesita modificar el enfoque 🙂

    Enhorabuena por el post. Tu claridad es un lujo.

    AP.

    • Pablo Franquet dice:

      Alfonso, muchas gracias por tu comentario. Es cierto lo que dices. Sería muy interesante conocer la opinión de los jueces de apelación sobre la claridad del debate en la segunda instancia. Creo que nos pitarían los oídos.
      Supongo que lo de los niños es aún más difícil. No hay sólo dos instancias. Creo que es un “contencioso” que no termina nunca… ; )
      Un abrazo,

Responder a Alfonso Paredes Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todas las herramientas del artesano legal ahora a tu alcance.

Suscríbete al newsletter gratuito y comienza a practicar el litigio de autor.

Pablo Franquet © 2017 todos los derechos reservados. Aviso legal.

Jausas Abogados

Diseño web por método10

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR